El hotel con las peores vistas del mundo

Banksy, seudónimo del inagotable artista del street art británico, inaugura en Cisjordania The Walled Off Hotel, con diez habitaciones decoradas por él

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: http://banksy.co.uk/rooms.html

La pregunta del millón. ¿Quién es Banksy? ¿Tenemos claro que es un hombre de Bristol? ¿Por qué sus obras se venden por cientos de miles de euros? ¿Cómo ha conseguido exponer en los museos, salones y galerías más cool y chic de todo el mundo? ¿Es el verdadero precursor del street art? ¿De qué se esconde? ¿Por qué todas sus obras se convierten en tendencia escasas horas después de ser descubiertas? Este grafitero es sinónimo de arte, pero también de incógnitas. Desde sus inicios por las principales arterias londinenses hasta su última aparición en el emblemático hotel amurallado de Belén, Bansky se ha convertido en uno de los artistas urbanos más importantes e influyentes de la actualidad.

Sus trabajos, que se caracterizan principalmente por piezas satíricas sobre política, cultura, pop y moralidad, han invadido las vallas, bancos, muros y paredes de medio mundo. Ahora, incluso se atreve con el sector hotelero. Si a ti también te apasionan las obras de Banksy, no puedes desaprovechar la oportunidad de visitar The Walled Off Hotel en Belén.

Es fascinante. El emplazamiento turístico cuenta con una decena de habitaciones que miran directamente a las planchas de hormigón que separa los territorios israelíes y palestinos. Además,  decoradas al más puro estilo urbano, recuerdan a los huéspedes la ilegalidad del muro.

Considerado como el hotel con peores vistas del mundo, The Walled Off Hotel se inauguró ante los medios de comunicación el 24 de febrero de 2017 y espera generar empleo y atraer a turistas de todas las partes del globo. Wisan Salsah, su administrador y guía turístico que Banksy conoció hace ocho años en su primer viaje a Cisjordania, está convencido de que el hotel generará beneficios en la economía de Belén.

Descansar en una autentica galería de arte. El hotel está pensado para eso. Decorado con decenas de obras nuevas y otras que ya han sido utilizadas por el artista anteriormente en otras exposiciones, nos trasladamos a un mundo completamente diferente.

El dormitorio que más interés suscita es la suite presidencial, su particular joya. Por tan solo 30 euros la noche los turistas interesados podrán alojarse en esta habitación. Dormir en una gigantesca y asfixiante cama roja, darse un baño en el jacuzzi y observar un tanque de agua perforado por una bala son solo algunos de los atractivos del cuarto.

Aún no ponemos cara a Banksy, pero sí hay una cosa clara: sus pinturas, lejos de estar exentas de polémicas, son un reclamo turístico sin precedentes.