8 castillos que ver cerca de Madrid

Si España es el reino de los castillos, el centro es donde se agrupan la gran  mayoría, quizá de ahí su nombre, Castilla.

Irene González
 | 
Foto: ManuelGonzalezOlaecheaFranco / iStock

Con el foco en Madrid te proponemos un recorrido por 8 fortalezas visitables  que te envolverán en un mundo de princesas y  reyes, de intrigas y batallas, de amores y conquistas. Bienvenidos al mágico Medievo.

El primero de los castillos es del Manzanares el Real que, al norte de Madrid, se alza esta impresionante fortaleza construida en el  XI por la familia Mendoza, en la rica Cuenca Alta del Manzanares y  junto al embalse de Santillana.

Sin salir de la Comunidad Autónoma el de Coracera, en San Martín de Valdeiglesias, en la ribera del Alberche, es donde se sitúa esta atalaya edificada en 1434 por Álvaro de Luna tras comprar el Señorío de Valdeiglesias. Por su parte, el castillo de Buitrago de Lozoya está situada en el Valle Medio del Lozoya y a los pies de  Somosierra y es en sí una ciudad medieval dentro de su impresionante muralla. 

Fuera de Madrid, en Segovia hay pocos castillos tan bellos como su Alcázar, que parece sacado de La Cenicienta, con sus torres con cubiertas en forma de cono, sus almenas y su gran torre del homenaje. En Pedraza, localidad segoviana, en lo más alto de la Villa se erige su castillo que por fuera parece una fortaleza  y por dentro es un palacio.

En la misma provincia castellano leonesa, el castillo de Cuéllar es una de las mejores muestras de construcción fortificada mudéjar y tiene una historia de lo más entretenida, ya que fue castillo, palacio, cárcel… y ahora es instituto de secundaria.

Muy cerca, en la provincia de Valladolid el castillo de Peñafiel ya existía en el siglo X. Almanbzor se apoderó de esta fortaleza hasta que el conde Sancho García se la arrebató, y acuñó la famosa frase, “desde hoy en adelante esta será la peña más fiel de Castilla".

Por último, en Cuenca,  el Castillo de Belmonte fue edificado por Pacheco, el primer marqués de Villena con el objetivo de acumular territorios, fortalezas y poder.