5 parques donde escuchar la berrea del otoño

La berrea, el periodo de celo de los ciervos en edad adulta, es uno de los acontecimientos más sorprendentes de la naturaleza en otoño.

Manuel Mateo Pérez
 | 
Foto: Smileus / ISTOCK

Las sierras de la península ibérica se ven alteradas a primera hora de la mañana o a la caída de la tarde por el berrido de los cérvidos en un intento por hacerse con el mayor número posible de hembras. He aquí cinco lugares donde escucharla.

Sierra de Andújar, Jaén
Sierra de Andújar es una de las muchas maneras de nombrar en Andalucía la cordillera montañosa de Sierra Morena. Ubicado al noroeste de la provincia de Jaén, Sierra de Andújar es uno de los rincones más despoblados de Andalucía, un bosque mediterráneo en estado puro donde abundan los valles abiertos, las lomas de encinas y las campiñas de jarales, cantueso y romero donde corretean los grandes machos de ciervo. Es inenarrable verlos enfrentarse con sus grandes cornamentas mientras berrean en un intento por llamar la atención de las hembras y disuadir a sus adversarios. Las inmediaciones del río Jándula y del cerro de la Virgen de la Cabeza son los mejores lugares donde escuchar la berrea.

viajar

Cabañeros, Castilla La Mancha
Toledo y Ciudad Real tienen la suerte de compartir las tierras vírgenes del Parque Nacional de Cabañeros, una de las reservas mejor conservadas del prístino bosque mediterráneo. En sus llanuras se escucha la berrea cuando el sol se pierde entre los cerros tapizados por el bosque bajo. Los ciervos en edad adulta se citan a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde y su bramido se escucha disperso por todo el horizonte. Las primeras lluvias del otoño traerán además la maduración de las setas, de los nuevos frutos rojos y el verdor de los herbazales de los que se alimentan los cérvidos que corretean el parque. 

Redes, Asturias
El Parque Natural de Redes es uno de los rincones más escarpados de la Cordillera Cantábrica. Está al este de Asturias y sus bosques son valiosas masas de hayedos donde vive el urogallo. El río Nalón corretea entre sus valles escarpados y los venados bajan hasta sus orillas para luchar por el mayor número de hembras. Hay empresas de turismo activo en las localidades de Sobrescobio y Campo de Caso que parten a las cinco y media de la mañana para presenciar la berrea al alba o a la caída de la tarde. El sonido bronco de los machos reverbera entre los picos más altos del parque en un espectáculo único que se repite a mediados de septiembre.

Parque Nacional y Natural de DoñanaEste paraje andaluz es uno de los entornos naturales más importantes de España gracias a su fauna y flora, así como a sus marismas. | O. Alamany & E. Vicens/CORBIS

Doñana, Huelva
No es solo uno de los parques nacionales más importantes de España. Es, antes que eso, uno de los santuarios verdes más importantes de Europa. No existe en la península ibérica un solar con tanta biodiversidad. En sus sotos corretean los ciervos en edad adulta, se enfrentan sobre todo a la caída de la tarde, a últimos de septiembre y principios de octubre cuando las primeras lluvias procedentes del Atlántico han vuelto a dar vida a este fértil suelo onubense. Hay lugares en las llamadas áreas de reserva donde los ciervos y ciervas se cuentan por cientos y donde la berrea está asegurada así como el enfrentamiento entre los más poderosos.

La Culebra, Zamora
La Sierra de la Culebra, al noroeste de la provincia de Zamora, es uno de los espacios naturales protegidos más valiosos de Castilla León por la presencia del lobo ibérico. Junto a él abundan los cérvidos que estos días de principios de otoño, entrado el celo, berrean por el control del territorio, la posesión del mayor número posible de hembras y el enfrentamiento abierto con otros machos. Los pueblos que rodean la Sierra de la Culebra como Riofrío, Manzanal de Arriba o Figueruela son los puntos de partida en busca de los mejores machos y su sonido más bronco.