10 puentes colgantes que no te atreverás a cruzar

Erigidos sobre ríos, barrancos, desfiladeros, y hoces, recorremos los puentes colgantes más fascinantes de nuestra geografía. Un reto no apto para cardiacos.

Irene González
 | 
Foto: percds / ISTOCK

Cruzamos 10 puentes colgantes solo para aventureros valientes sin miedo a las alturas. Estos puentes, que solo están sujetos mediante cables a una estructura, o simplemente están anclados en la roca viva, nunca dejan indiferente. Hoy en día, una de las variantes más conocidas de las pasarelas colgantes son las que tienen una catenaria formada por numerosos cables de acero, de la que se suspende el tablero del puente mediante tirantes verticales. Pero no siempre ha sido así.

Desde la antigüedad este tipo de puentes han sido utilizados por el hombre para salvar los obstáculos que se encontraba en su camino. En un principio eran construcciones básicas y toscas y con el paso de los siglos, y la introducción de distintos materiales de construcción, son capaces de soportar el tráfico rodado o líneas de ferrocarril. Así que aunque desde el principio estas pasarelas colgantes han servido para salvar espectaculares accidentes geográficos, pocas veces nos fijamos en la función que desempeñan, únicamente observamos en lo excitantes que son suspendidos sobre el abismo. Su denominador común es que están erigidos sobre ríos, barrancos, desfiladeros, y hoces, y que su atractivo reside en la simpleza de su construcción.

Se alzan sobre ríos que serpentean en bosques de fábula, sobre valles encantados, en acantilados imposibles, siempre sobre la orografía más excitante y abrupta. Invariablemente penden sobre increíbles paisajes con encanto. Pasarelas de madera que cuelgan sobre un precipicio, puentes colgantes y brechas excavadas en las paredes de estrechos congostos que se pueden recorrer. Son espacios que activan la adrenalina en un recorrido sobre el vacío. Te proponemos 10 pasarelas de infarto diseminadas por todo el país, en un recorrido que no te puedes perder si no temes las alturas, y eres un apasionado de lo imposible. Algunos fueron construidos para proporcionar paso sobre obstáculos desafiantes, para salvar precipicios de más de 400 metros, y otros, diseñados pensando en los amantes de la adrenalina. Pero todos, desafían al vértigo, y son únicos e inesperados. ¿Te atreves?