Guía de Tokio

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: www.tokyoedosakura.com

Cómo llegar

Tokio suelen ser la puerta de entrada a Japón. No hay vuelos directos desde España, por lo que hay que hacer escala en alguna ciudad europea. Air France, vía París; KLM, vía Ámsterdam y Alitalia, vía Roma, disponen de vuelos semanales a los aeropuertos de Narita y Haneda. También se puede volar a Osaka, desde donde se accede a Kioto, la segunda ciudad más visitada. Hay vuelos con las aerolíneas anteriores también con escalas.

Para desplazarse dentro del país, lo más rápido es el tren bala Shinkansen, que cubre varios trayectos (por ejemplo, de Tokio a Kioto en dos horas y quince minutos). Es recomendable adquirir el Pase para los Ferrocarriles Japoneses (Japan Rail Pass), que permite, por un importe fijo, tener acceso sin límites, a casi todos los servicios del ferrocarril japonés.

Cuándo ir

La mayor parte del país se sitúa en la zona templada septentrional, con las cuatro estaciones bien diferenciadas. Aunque Japón tiene contrastes entre el norte y el sur, el invierno suele ser bastante frío gracias al aire siberiano y el verano caluroso por las corrientes de aire cálido del Pacífico. Lo más recomendable es visitarlo durante el otoño, con pocas precipitaciones; o la primavera, cuando además se puede asistir al llamado hamami, el espectáculo de los cerezos en flor.  

Consejos para reservar un Ryokán

El ryokán es un edificio antiguo de madera con jardines, baños onsen, un servicio tradicional y una cocina que prepara comida clásica japonesa. Debido a las dificultades lingüísticas (el personal pocas veces habla inglés), alojarse en estos establecimientos no suele ser tan sencillo como hacerlo en un hotel de estilo occidental.

Se recomienda reservarlo siempre con antelación, por Internet (en el caso de que tenga página web) o enviando por fax la solicitud con los datos personales. Otra opción es pedir a algún profesional japonés que llame para reservar. En las oficinas de turismo suelen prestarse a este servicio.

Los mejores Ryokanes

En Tokio:
Ginza Yoshimizu
Situado en el distrito comercial de Ginza, sus características habitaciones minimalistas son exquisitas, como también sus dos baños onsen, disponibles para los clientes que deseen disfrutar de los tradicionales baños calientes.

Sukeroku No Yado Sadachiyo
Permite al huésped trasladarse a la época Edo desde la misma entrada. Situado a cinco minutos a pie del templo de Asakusa, cuenta con veinte habitaciones y dos baños onsen, uno de ciprés japonés y otro de granito negro. Se puede elegir sólo pernoctar (sin cena) por unos 105 euros por persona.

En Kioto:
Tawaraya

El ryokán más aristocrático de Kioto no tiene dirección de Internet ni e-mail. Las reservas se hacen con meses de antelación por teléfono o fax. Fundado en la primera década del siglo XVIII, ha acogido a emperadores, reyes, políticos... Es uno de los más caros, con tarifas que van desde los 300 euros por persona y día, con cena kaiseki y desayuno.

Hiiragiya
Céntrico y clásico, este ryokán es el favorito de muchos famosos de todo el mundo. La decoración, el servicio y la comida son de máxima calidad. Regentado por la sexta generación de una familia. Desde 212 euros por persona y día.

En Hakone:
Mikawaya
Los huéspedes encontrarán 125 años de historia en este establecimiento tradicional emplazado a 660 metros de altura y con unas vistas fabulosas a las montañas.

Más información

Toda la información sobre los ryokanes japoneses en: www.ryokancollestion.com

Otras propuestas