Sidney, capital de la modernidad

Sidney es una ciudad moderna y práctica para los turistas por su concentración de sus monumentos. Los turistas más perezosos o con poco tiempo podrán disfrutar de ellos en apenas unos días.

Foto: Tibor Bognar/Corbis

La capital del estado de Nueva Gales del Sur es una ciudad que está en continuo crecimiento tanto en su faceta económica como demográfica, ya que anualmente recibe a miles de turistas y estudiantes.

El monumento más emblemático de la ciudad es el Opera House, diseñada por el arquitecto danés Jørn Utzon en 1957 e inaugurado en 1973. Este edificio se encuentra en Bennelong Point (el puerto de la ciudad) y muestra el espíritu modernista de Sidney en su exterior aunque se creó con el objetivo de albergar las arte clásicas como la ópera. En 2004 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y con él su autor consiguió el Premio Pritzker de arquitectura.

Cercano al Opera House se encuentra el Puente de la Bahía de Sidney (Sidney Harbour Bridge), que sirve como conexión entre el centro financiero con la zona comercial y residencial. Después de 8 años de obras se inauguró e el 19 de marzo de 1932.

Como atractivo turístico, existe un tour que consiste en la ascensión del puente a lo largo de unos mil trecientos escalones (137 metros de altura). El tour dura cerca de 3 horas y, aunque el esfuerzo en llegar hasta la cima es notable, las vistas que se pueden disfrutar de la ciudad desde este punto son impresionantes.

Para descansar del ajetreo de la ciudad, no hay mejor opción que acercarse al Jardín Chino de la Amistad. Ubicado en el centro de la cuidad fue un regalo de la ciudad de Guangzhou como símbolo de la alianza entre los dos países. Está basado el diseño en los principios Tao del yin y el yan.

Por último, estando en Sidney no hay que dejar pasar la oportunidad de visitar el Parque Olímpico. Este complejo se creó con motivo de las Olimpiadas que se celebraron en el año 2.000 en esta ciudad.

El complejo alberga instalaciones como el ANZ Stadium o Estadio Olímpico que acoge partidos de rugby y todo tipo de competiciones nacionales e internacionales. También se encuentra aquí el Centro Acuático Internacional con sus pruebas de natación o el NSW Tennis Centre donde se celebra el abierto de Australia, entre otras competiciones.