De ruta medieval por Gales

Los trayectos alternan paisajes de costa y montaña y permiten visitar algunos de los puntos de mayor interés cultural e histórico del país celta.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Snowshill / ISTOCK

Con más de 640 castillos y abadías entre sus fronteras, Gales, bañada por el océano Atlántico, es una tierra de leyendas donde los lores y señores son los protagonistas. Muchos de ellos en ruinas y algunos reconstruidos, como el de Conwy, Caernarfon, Pembroke o Harlech, estas construcciones medievales reflejan a través de su arquitectura, gran parte de la cultura e historia del país celta. Están repartidos por todo el territorio y una buena forma de conocerlos es mediante The Wales Way, un conjunto de tres vías turísticas.

Promovido por Visit Wales, estas rutas -a diferencia de la Ruta 66 o la Ruta 500 de Escocia- no se limitan a los itinerarios por carretera, sino que ofrecen senderos para caminar, conexiones ferroviarias, rutas en bicicleta y paseos a caballo.

 The Coastal Way

Este viaje por carretera de 290km, con el mar por un lado y las montañas por el otro, recorre una serie de pintorescas ciudades portuarias y centros turísticos como Barmouth, la histórica ciudad de St David y pequeños pueblos pesqueros como Aberaeron, así como innumerables playas, acantilados y calas escondidas. La ruta incluye un paseo por el Castillo de Harlech o el de Roch.

The Cambrian Way

Al extenderse a lo largo de la cadena montañosa del país, The Cambrian Way recorre 300km entre Llandudno y Cardiff, pasando por los parques nacionales de Snowdonia y Brecon Beacons. A lo largo del recorrido los viajeros podrán visitar Bouce Below, el mayor parque subterráneo de camas elásticas del mundo o los castillos de Flint, de Bodrhyddan Hall, de Raglan o de Chepstow, entre otros.

The North Wales Way

The North Wales Way sigue la ruta comercial principal existente durante 120km a lo largo de la costa norte. Esta ruta milenaria despliega un legado que abarca algunos de los castillos más grandiosos de Gales entre los que destacan los de Caernarfon y Conwy. Además, incluye en su recorrido la montaña de Snowdonia, la isla de Anglesey, los puentes del estrecho de Menai y las gloriosas montañas de Parys.