Nafplio, el secreto mejor guardado de Grecia

Foto: Paul Panayiotou/Corbis

Espejo de Atenas
Si una higuera mira al mar y, en su orilla, un café tiende su terraza, entonces nos encontramos en Grecia. Y si, además, una fortaleza sobre un minúsculo islote llamado Burtzi defiende a la veneciana una ciudad de provincias que quiere ser la Atenas decimonónica, entonces estamos en Nafplio. La que fuera primera capital de la Grecia moderna lleva el nombre del hijo de Poseidón, héroe y gran navegante, conocedor de ese mar al que la actual capital de la Argólida, en el Peloponeso, mira de frente. Desayunar en la Plaza de la Constitución, Syntagmatos, es una buena manera de comenzar el día, antes de recorrer su casco histórico, con calles estrechas y casas cuyos balcones aparecen siempre rebosantes de flores. Nafplio, como todo el Adriático, posee una impronta veneciana inconfundible, un porte aristocrático reconocible en sus edificios neoclásicos, en el antiguo Parlamento, en la primera escuela, en cada dintel con el león de San Marcos. Puede que la profunda fe del pueblo no mueva montañas, ni siquiera el peñón desde donde los fuertes de Palamidi y Akronafplia proporcionan unas estupendas vistas. Pero está ahí: basta con contar uno a uno los santos que cobija cualquier iglesia, junto a la Virgen y al Salvador, con velitas que nunca se apagan. Son recuerdo vivo del orgullo de esta Nafplio que ha conservado siempre su identidad por encima de cualquier maldición, llegada en forma de hambrunas o guerras. A sus habitantes les gustaría recibir a los extranjeros con un "Bienvenidos a Plaka", pero no es posible por mucho que se parezca al barrio con más encanto de la capital griega, a los pies mismos de la Acrópolis. No: Nafplio no es Plaka y sí una provinciana señorita que se arroba de amor por Atenas. Una de las más bellas -quizá la más- de todo el Peloponeso.

Byron Hotel. (Platonos, 2. 275 202 23 51). En pleno casco antiguo, pequeño hotel con encanto ubicado en un edificio con más de 300 años (habitación doble, desde 65 €).
Restaurante Vassilis. (Staikopolou, 22-24. 275 202 53 34). Mesón de cocina tradicional en una de las calles más animadas. La especialidad, el conejo estofado con cebolla.
Oficina de Turismo de Grecia. Quintana, 2. Madrid. 915 484 889.
www.grecia-turismo.gr