Museos a través de los que conocer la historia de Túnez

Con una historia que se remonta a más de 3.000 años de antigüedad, el país africano cuenta con algunos museos de lo más interesantes.

VIAJAR
 | 
Foto: Irtati Hasan Wibisono / iStock

Tras la retirada por parte de España de las recomendaciones de no viajar a Túnez, el país ofrece a sus turistas conocer su rico patrimonio histórico a través de sus museos, sus yacimientos arqueológicos y sus monumentos, vestigios de las antiguas civilizaciones que un día habitaron su territorio.

En este sentido, son seis los museos tunecinos imprescindibles en una visita al país. A través de sus colecciones de carácter arqueológico y artístico el país refleja 3.000 años de historia:

Museo Nacional del Bardo

La colección de este museo está compuesta por más de un millar de obras datadas desde la prehistoria hasta el siglo XX. Divididas en cinco secciones, una de las más llamativas es la de "Tesoros del Mediterráneo" donde se muestra el cargamento de un navío romano que naufragó en costas africanas compuesto por piezas de bronce, esculturas de mármol y mobiliario de la época. Además, tiene una gran colección de joyas púnicas, mosaicos romanos -donde destaca el único retrato de Virgilio-, sarcófagos romanos y pilas bautismales cristianas.

Museo Nacional de Cartago

Este museo cuenta con una colección basada en los restos arqueológicos encontrados en la ciudad de Cartago. Mosaicos, fragmentos arquitectónicos, inscripciones, estatuas, figurillas de terracota, cerámicas, azulejos, objetos de distintos metales, piedras preciosas para joyería y útiles en hueso o marfil forman una colección que en realidad está protagonizada por dos estatuas pertenecientes al anfiteatro de El Jem, que custodian la sala dedicada a la cultura romana. Físicamente, el museo se ubica en la colina de Byrsa, en lo que fue el seminario de los Padres Blancos.

Museo del Patrimonio Tradicional de Djerba

Este museo, conocido como Museo Etnográfico de Sidi Zitouni se ubica en el zoco de Houmt y su colección trata de mostrar los usos y costumbres de la isla de Djerba. Así muestra oficios tradicionales como la agricultura, la pesca, la alfarería, la carpintería y la orfebrería, además de las indumentarias tradicionales.

Museo Arqueológico de Chemtou

La muestra de este museo acoge el resultado de 25 años de excavaciones de la antigua ciudad númida de Simithus, que posteriormente fue romana. Situada en una milenaria explotación de mármol dorado, ofrece una visión amplia de la geología de la zona, así como los vestigios de la ciudad romana y los monumentos funerarios.

Museo Arqueológico de Sousse

En la muralla de la Kasbah de la ciudad costera de Sousse, este museo tiene la colección más importante de mosaicos de entre los siglos II y V a.C. tras el Museo Nacional del Bardo. Además cuenta con obras escultóricas, lápidas, estelas funerarias, frescos, cerámicas y otros objetos arqueológicos de gran interés

Museo de Mahdia

La colección de este museo refleja la historia del país tunecino. Así cuneta con objetos líbico-púnico-romanos, bizantinos, islámicos y de la antigüedad africana a través de obras de artesanía, tejidos y trajes tradicionales. También tiene una colección de tesoros, monedas de oro y joyería utilizadas por las mujeres de la región.