Mauricio, el paraíso del Índico

Mauricio, en el océano Índico, es la perfecta representación del edén. Su clima tropical, sus playas de arena blanca, su agua cristalina y sus magníficos hoteles –algunos de los mejores del mundo- cautivan a todos los viajeros.  

Viajar
 | 
Foto: ISTOCK

Mauricio es el nombre del país –República de Mauricio- y de la isla principal del archipiélago que configura esta nación, formada, también, por la islas de San Brandó, Rodrigues y Agalega. La ubicación del archipiélago –junto al Trópico de Capricornio- explica el clima cálido, los permanentes días de Sol, las temperaturas siempre veraniegas suavizadas por los vientos  y las corrientes del mar.  También explica su vegetación: su naturaleza frondosa y exuberante.

Antigua colonia de portugueses, holandeses, franceses y británicos, la ciudad más importante es Port Louis, capital del país. En su plaza principal  se puede ver una estatua de Bertrand-François Mahé de La Bourdonnais, uno de los fundadores de Mauricio en cuyo honor se fundaron las ciudades de Mahé, en las Seychelles, y Mahébourg, en Mauricio. La herencia europea se percibe en los edificios, las calles, la lengua y la música, junto con otra herencia, la que han dejado siglos de comercio marítimo, mercaderes de todos los puertos del mundo. En Port Louis y en el resto del archipiélago, pero sobre todo en Port Louis, se respira una mezcla cultural, un eclecticismo extraordinario. Un bello ejemplo es el templo hindú de The Maheswarnath Mandir, una auténtica maravilla en el pequeño pueblo de Triolet.

ISTOCK

Contemplar la naturaleza, la espectacular vegetación de Mauricio, es una de las principales motivaciones del viaje a Mauricio, junto con sus espectaculares playas. En el interior de la isla principal se encuentran lugares tan bellos como la Tierra de los Siete Colores, donde se levantan dunas de arena de diferentes colores en medio de un frondoso bosque. Le Morne Brabant, declarado Patrimonio de la Humanidad, es otro de los sitios de Mauricio para disfrutar de la naturaleza. Es la montaña más bonita de Mauricio, está formada por una única roca basáltica y se puede acceder a su cima con excursiones organizadas.

El deporte nacional de Mauricio es el fútbol pero la mayoría de los visitantes prefiere otros deportes, los que están vinculados al agua: navegar en barco, practicar esquí acuático, bucear o nadar con equipo de esnórquel, disfrutar del surf y del windsurf. Una actividad excepcional, única para jóvenes, mayores y niños, es  disfrutar de un baño con delfines: en Riviere Noire, al suroeste de la isla principal. Para el windsurf, la playa más recomendable es la de Le Morne Brabant.

Tierra de los Siete Colores. | ISTOCK

Para descansar, playas vírgenes kilométricas de aguas cristalinas y con una densa vegetación a sus espaldas esperan al visitante en lugares de nombres tan sugerentes como Belle Mare.

Y para disfrutar de unas vacaciones inolvidables en Mauricio, Nautalia Viajes propone 9 días y 7 noches con salida desde Madrid desde 1129 €.