Llegan las tortugas a Costa Rica

Aunque se pueden ver durante todo el año, marzo es cuando el desfile de tortugas lora en el Pacífico y tortugas baula en el Caribe es más intenso.

VIAJAR
 | 
Foto: ISTOCK

En un enclave del mundo privilegiado, cinco de las siete especies de tortugas marinas existentes en el mundo desovan en Costa Rica. Cada año, miles de tortugas regresan al lugar donde nacieron para poner sus huevos, ofreciendo un espectáculo encantador que se prolonga durante todo el año y que varía en función de la zona y la especie de tortuga.

Una de las zonas en las que se puede disfrutar de este espectáculo es la costa del Pacífico, en Guanacaste. Es el principal sitio de anidación de tortuga lora del mundo pero es la playa del Refugio de Vida Silvestre Ostional el lugar en el que en mayo se produce un anidamiento masivo y simultáneo de miles de estas tortugas. Conocido como arribada, este fenómeno se produce normalmente durante las noches de cuarto menguante cuando pueden verse hasta 15.000 tortugas hembras desovando un promedio de 150 huevos durante la noche para regresar al agua a primera hora de la mañana. Estas arribadas, en ocasiones se producen sobre las 2 de la tarde y se prolongan hasta las 7 de la mañana.

Para preservar este espectáculo y no perjudicar a las tortugas, el Refugio de Vida Silvestre Ostional creó la Asociación Integral de Ostional (ADIO) que ayuda, entre otras muchas tareas,  a evitar la entrada masiva y sin control de turistas y a mantener en buen estado las playas de este santuario de las tortugas lora.

ISTOCK

En la costa opuesta, en el Parque Nacional de Tortuguero, bañado por las aguas del mar Caribe, las tortugas marinas son las reinas. Hasta cuatro especies desovan en este lugar -verde, baula, carey y cabezona- pero es la baula, la especia más grande, la que lo hace durante las noches de marzo. Esta especie de tortuga pone entre 80 y 120 huevos por noche en un hoyo que hace en la arena y que cubre posteriormente, y es que estos huevos necesitan una incubación que va de los 45 a los 75 días.

Este fenómeno se puede observar pero siempre con un guía autorizado y siguiendo las instrucciones para no molestarlas, como llevar linternas de luz roja pues se cree que la luz blanca las desorienta. Si todo sale bien es posible ver el desove e incluso la eclosión de algunos de los huevos y a las tortugas recién nacidas yendo hacia las aguas del mar Caribe.

El Parque Nacional de Tortuguero lleva a cabo un programa de observación de tortugas marinas con el objetivo de gestionar de manera adecuada la visita de turistas y preservar el área de desove de las tortugas. El programa cuenta con gente local y permite la sostenibilidad del Parque.