Jamaica en 007 pasos

Desde el pequeño puerto de Oracabessa hasta las cataratas del Río Dunn, descubre los enclaves jamaicanos que inspiraron la creación de James Bond.

VIAJAR
 | 
Foto: lucky-photographer/istock

En las últimas décadas las frondosas selvas, las recónditas montañas y las playas de ensueño de Jamaica han conquistado a escritores y directores de todo el mundo. Entre ellos destaca Ian Fleming, progenitor del célebre espía de ficción James Bond. Y es que desde la creación de la saga en 1953, esta paradisiaca isla bañada por el mar Caribe, ha estado presente de manera explícita o implícita en alguna de las 24 entregas. Si te gusta el cine y no te has perdido ninguna película del súper agente secreto, ahora puedes conocer los enclaves que inspiraron la trama.

001: Casino Royale

“Cuando hayamos ganador esta guerra, voy a vivir en Jamaica. Quiero disfrutar, nadar en el mar y escribir libros”. Eso declaró Fleming en 1943, tras una visita a la isla para una conferencia naval en Kingston durante la Segunda Guerra Mundial. Tres años después, el creador de James Bond adquiriría una propiedad en el país. Allí comenzó a escribir su primera novela: Casino Royale.

002: El hogar GoldenEye

Ubicada en la bahía de Oracabessa y con impresionantes vistas al océano se encuentra GoldenEye, el antiguo hogar y templo de inspiración del novelista. Y es que precisamente entre sus cuatro paredes, Fleming escribió las catorce novelas de las que se componía la saga inicialmente. Hoy en día, GoldenEye, tras pasar por las manos de Bob Marley y convertirse en propiedad del productor musical Chris Blackwell, es un hotel aislado formado por casitas y cabañas en donde disfrutar de absoluta privacidad.

003: Dr. No

Quizás algunos de los lugares más turísticos e impresionantes del país caribeño sean la playa de Laughing Water y las cataratas del Río Dunn. Ambos enclaves sirvieron como localización de uno de los baños que Sean Connery (eterno 007) y Ursula Andress se dan bajo el agua, en la película Dr. No.

alexsvirid/istock

004: Vive y deja morir 

El Puerto de Santa María donde destaca la Parroquia de St. Mary, construida en 1861 al borde de la bahía, sirvió de modelo para Surprise Island, escondite ficticio de Mr. Big, villano de la primera película de James Bond: Vive y deja morir.

005: Desde Rusia con amor

Red Grant, el villano protagonista de la segunda película de Bond (basada en la quinta novela), tomaba el nombre prestado del barquero favorito de Fleming. El escritor solía organizar excursiones de rafting por el Río Grande con sus amigos y familiares los fines de semana. Hoy en día, es una actividad que todavía se puede seguir realizando, aunque ya no con Grant al timón.

Isabella/iStock

006: Octopussy

Octopussy es la decimotercera película de la saga de James Bond y la sexta protagonizada por Roger Moore. Debe su nombre al barco con el que Fleming y Blanche Blackwell, su vecina, solían navegar por la costa norte del país. La joven amante del escritor inspiró el personaje de Ursula Andress en Dr. No, y el de Pussy Galore de Goldfinger.

007: Momentos (y diamantes) para la eternidad

La influencia de Fleming y Bond en Jamaica es tan clara y patente que la isla no ha hecho más que homenajearla, teniendo incluso en su haber el aeropuerto internacional Ian Fleming en la ciudad de Boscobel, al norte de la isla.