Gijón para todos todo el año

No importa las veces que la hayas visitado. Cada visita es única, Gijón siempre es diferente.

VIAJAR
 | 
Foto: machbel

Gijón está en constante movimiento. Es una de esas ciudades que sorprende con cada visita y que nunca decepciona. Gastronomía, festivales de música, turismo activo, museos, monumentos y naturaleza se unen en la villa asturiana a favor del visitante y de todos aquellos que la viven y que la sienten. Es una ciudad única y diferente con una energía que capta irremediablemente la atención de todos aquellos que están a su alrededor.

La ciudad de Gijón es una villa donde su historia se mezcla con el vanguardismo en sus calles, convirtiéndola en un lugar perfecto al que hacer una escapada y para vivir unas vacaciones. De Gijón nadie se puede ir sin subir hasta el Cerro de Santa Catalina, donde el Elogio del Horizonte ofrece una de las mejores vista de la villa. Y es que en días claros se puede disfrutar de sus colores desde la Sierra del Sueve y los Picos de Europa hasta el mar Cantábrico. Éste es sin duda uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad junto con la Playa de San Lorenzo.

machbel

A los pies del cerro, destaca antiguo barrio marineo de Gijón, Cimavilla, con vestigios que datan de época romana (su muralla y las Termas). Este barrio es uno de los más pintorescos de España gracias a su entramado de casas bajas de colores y plazas que se llenan de gente con el buen tiempo. El atardecer en la Cuesta’l Cholo o el Tránsito de las Ballenas mirando hacia el Puerto Deportivo es definitivamente uno de los momentos más bonitos del día.

Las calles de Gijón también cuentan con edificios modernistas y art decó. Pero si destaca algúno en la ciudad éste es el magnífico edificio de Laboral Ciudad de la Cultura, con un enorme patio cuyas dimensiones se asemejan a la plaza de San Marcos. Además, su torre y su teatro cuenta con joyas como la Sala de Pinturas, inspirada en la Capilla Sixtina de Miguel Ángel y cuyos frescos representan la alegoría de la Fundación de La Laboral. Y si de cultura hablamos, no podemos pasar por alto que la ciudad cuenta con la mayor red de museos de Asturias con ejemplos como el Museo Casa Natal de Jovellanos, el  Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres, el Museo del Ferrocarril de Asturias o el Muséu del Pueblu d'Asturies.

Victor Gomez

Gijón es además naturaleza y es verde. En este sentido, cuenta con lugares en los que disfrutar el entorno gijonés como el Parque del Cabo de San Lorenzo, el Monte Deva y el Picu’l Sol así como el Jardín Botánico Atlántico, que es en realidad un museo donde la naturaleza es arte; y el Parque Arqueológico y Natural de la Campa de Torres que, además de mostrar cómo fue el paso de la época prerromana a la romana en Asturias, es lugar privilegiado para el avistamiento de aves marinas.

La mejor forma de conocer el entorno libre de Gijón es a través del turismo activo. Así, la ciudad propone descubrir el ambiente de la ciudad a caballo, sobrevolar la costa en globo o parapente, surfear o disfrutar de otros deportes náuticos, practicar el swing en uno de los cuatro campos de golf, probar con el rapel en los acantilados y un sinfín de actividades más. Para todos los niveles y para todo el mundo también cuenta con rutas a través de las que conocer la naturaleza y el entorno a pie, en bici o en coche. Gracias a ellas se pueden descubrir rincones como la escultura de la Madre del Emigrante o playas escondidas como Rinconín, Peñarrubia, Serín, Estaño o La Ñora.

En cuanto a gastronomía, no es ningún secreto que Asturias es uno de los lugares de España que no sólo se visita, sino que se saborea. Los platos de Gijón tienen un marcado carácter costero gracias a la presencia del Cantábrico. Los pescados blancos y el marisco son los protagonistas de un menú donde no faltarán comidas típicas asturiana como el cachopo y las fabes. Los más golosos tienen su paraíso en la Tierra en Gijón gracias a las típicas charlotas de Gijón, que son tartas típicas a base de bizcocho cubiertos con chocolate y cerezas confitadas. Para maridar todo esto nada como una buena sidra. Los amantes de esta bebida a base de manzana no pueden dejar de visitar los más de 20 "llagares"  ubicados a las afueras de la ciudad. Estos están organizados en una Ruta de la Sidra a través de la que se puede descubrir las ‘pumaraes’ (plantaciones de manzanos), el proceso de elaboración de la sidra, participar en la ‘mayanza’ (recogida y prensado de la manzana) o probar la sidra directamente del tonel.

Victor Gomez

Como buena ciudad española, Gijón vive sus fiestas intensamente. La Semana Grande, la Fiesta de la Sidra o San Xuan son sólo algunos ejemplos de los festejos que hacen que los habitantes y los visitantes de Gijón vivan sus calles. Además de estas fiestas, la villa asturiana cuenta con grandes citas en cuanto a festivales musicales se refiere. Entre ellos se encuentra el Gijón Sound Festival, LEV Festival, Metropoli Gijón, Tsunami Xixón, Arcu Atlánticu, Euroyeyé, Jazz Xixón, Festival de Música Antigua o Festival de Góspel. Por otra parte, nadie debería perderse el Festival Internacional de Cine de Xixón que se lleva celebrando desde 1963.

Con una agenda repleta todo el año, Gijón engancha, Gijón va contigo.