Guía de Brujas

Toda la información que necesitas para viajar a Brujas: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes de la ciudad.

Cómo moverse

Resulta básico pasear tranquilamente por la ciudad. La belleza de sus laberínticas callejas, los detalles de sus fachadas centenarias y lo tentador de sus tiendas son una excusa inmejorable para llevar calzado cómodo en la maleta y dejarse arrastrar por el olor de la chocolatería más cercana.

Sin embargo, Brujas ofrece muchas opciones al viajero, especialmente durante los meses de verano. Las bicicletas son un clásico que sus habitantes manejan con diabólica precisión. No intente conducir como ellos, pues puede acabar apreciando la dureza de sus bordillos con más cercanía de la necesaria. Recuerde, eso sí, que las bicis salen de todas partes y déjese llevar con precaución por la marea ciclista. En numerosas tiendas del centro y en su estación de trenes anuncian alquiler de bicicletas.

El precio de medio día de alquiler es de 6 €, y por un día completo, 9 €. Otra buena opción es recorrer sus románticos canales en barco, especialmente durante los meses de primavera y verano. Si pese a todo le puede el embrujo del agua y decide hacerlo en un día frío, no olvide abrigarse bien y, si es posible, impermeabilizarse, ya que navegar a ras de sus canales tiene algún que otro inconveniente como resultar salpicado por el ligero oleaje y tener que pasar el resto del trayecto húmedo.

La alternativa más exclusiva es subir a un coche de caballos y disfrutar del paisaje. Es una experiencia inolvidable, sobre todo si no le importa saludar y ser saludado por los numerosos turistas que tendrá que esquivar el cochero a su paso. Los coches salen de la Plaza Mayor (Markt) y la excursión, que dura unos 35 minutos, cuesta 30 €.

  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • facebook
  • twitter
  • meneame

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica