De osos pardos en las montañas asturianas

Los osos pardos cantábricos se han convertido en uno de los emblemas de Asturias, un auténtico Paraíso Natural.

Foto del interior: Celso Alvarez Martinez
 | 
Foto: Tomás Miñambres

Si no se conoce pero se tiene curiosidad la primavera es un excelente momento para iniciarse en el avistamiento de osos pardos en las montañas asturianas.Lo cierto es que cuando se ve un ejemplar de oso pardo en libertad en su entorno natural el mundo parece pararse. Es una experiencia única que está al alcance de todos.

La población de oso pardo cantábrico está dividida geográficamente desde la primera mitad del siglo XX. Así, la mayor parte de los ejemplares se encuentran en el llamado "núcleo occidental",principalmente en los espacios ocupados por el Parque Natural de Fuentes del Narcea,Degaña e Ibias, el Parque Natural de Somiedo,el Parque Natural de las Ubiñas-La Mesay la Comarca del Camín Real de la Mesa,formando prácticamente un espacio continuo de población osera. Precisamente este último espacio ha hecho del oso uno de sus símbolos, con itinerarios como la Senda del Osoy la Casa del Osoque tiene su origen en 1996 ante la necesidad de buscar un lugar para Paca y a Tola (dos oseznas) que fueron rescatadas de furtivos y cuya reintroducción en el medio natural era imposible por encontrarse habituadas a la presencia humana. Hoy siguen viviendo en este espacio que ocupa varias hectáreas de monte, siendo su rescate un hito en la concienciación social de la importancia de la conservación de esta especie.

El "núcleo oriental", por su parte, cuenta con una población circunscrita fundamentalmente al Parque Natural de Redesyal Parque Natural de Ponga.

El proceso de recuperación de la población osera ha permitido pasar de 70 osos pardos cantábricos censados en 1994 a unos 230 contabilizados en 2014. Con el objetivo de sensibilizar acerca de la importancia de la conservación de la población del oso pardo y la preservación de su hábitat han creado una Red de Territorios Oseros de Asturias. Esta Red asume la condición del oso pardo cantábrico como un elemento fundamental dentro del ecosistema de Asturias y ha puesto en marcha un proyecto turístico en el que la difusión de valores medioambientales y la sostenibilidad son sus pilares.

La primavera, tras la hibernación, es uno de los mejores momentos para acercarse a conocer estos plantígrados, por lo que esta Red de Territorios Oseros de Asturias cuenta conobservatorios de fauna acondicionados y senderos interpretativospara conciliar el absoluto respeto a esta especie con la posibilidad de contemplarlos en su hábitat.

Además, existe toda una programación de eventos guiados por profesionales a través de los que conocer el entorno y su fauna, así como sus formas de conservación de modo que crean un turismo sostenible y completamente respetuoso con el medio ambiente.

Asturias cuenta con muchas posibilidades más para conocer la fauna del Paraíso Natural y las tienes todas en la guíaa Ecoturismo en Asturias.