El Caribe, de isla en isla

Viajamos hasta lugar en el que el cielo más azul del mundo se mezcla en el horizonte con el color de un mar singularmente luminoso. Es la región bañada por un mar de leyendas y de sueños: el mar Caribe.

Viajar
 | 
Foto: dstephens / ISTOCK

Cuando en España y en el resto de Europa bajan las temperaturas y empiezan a acortarse los días, las horas de luz,  el Caribe nos espera con sus playas infinitas de arena blanca, palmeras verdes y agua cristalina; con su gastronomía, mezcla de infinitas culturas; con su música, su entusiasmo por la vida y con su gente, la más simpática del planeta.

Las poblaciones del Caribe en Cuba, Belice, Honduras, México, Jamaica o Barbados acogen a los visitantes con los brazos abiertos. Cada rincón del Caribe ofrece al visitante sabores y ritmos similares pero nunca iguales.  La diversidad que ofrece cada una de las islas y de los territorios del Caribe es magnífica. En cada una de ellas, el visitante disfrutará de experiencias únicas; en todas, de la magia, de los atractivos superlativos y legendarios del Caribe.

El mar Caribe debe su nombre a los indios caribes, uno de los primeros pueblos que conocieron los europeos. Colón finalizó  su primer viaje en el Caribe, hace ahora 525 años, y ya entonces le pareció una de las tierras más bellas del mundo. Su relato atrajo no solo el interés de los españoles: también motivó la llegada de otras potencias europeas y la navegación de corsarios, piratas, bucaneros y filibusteros. La diversidad, la fusión, la mezcla de culturas, lenguas, músicas y cocinas es una de las características del Caribe, y se aprecia sobre todo en las ciudades que han contado con un gran puerto, como La Habana o San Juan.

Mlenny / ISTOCK

Además de sus ciudades, sus playas y sus mercados, el Caribe ofrece también al viajero sus maravillosos fondos submarinos.  Arrecifes de coral habitados por peces de mágicos colores que viven en uno de los más ricos hábitats del mundo. Contemplar la fauna submarina de colores con un equipo de esnórquel o de buceo es una sensación única. Para los buceadores más expertos, una tentación es el Gran Agujero Azul, en las aguas de Belice, un enorme sumidero marino de 300 metros de ancho y 123 metros de profundidad en el que los buceadores pueden encontrar tiburones de diversas especies: tiburón nodriza, tiburón de arrecife , tiburón de punta negra, tiburón toro o tiburón cabeza de martillo.

Conocer todas las maravillas del Caribe en un solo viaje no es posible a menos que el viaje sea en barco. Para que nadie se pierda nada, Nautalia Viajes ofrece un crucero por el Caribe en otoño o invierno de 8 días desde 800€ con los vuelos incluidos.