Caminos de Pasión, ruta por el corazón de Andalucía

Los municipios que integran esta iniciativa poseen un sin fin de joyas arquitectónicas y lugares pintorescos que visitar.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: viajar

Unos de casas blancas, balcones repletos de flores, calles estrechas y patios sombreados; y otros con centenarios castillos, palacios e iglesias, todo de distintos estilos artísticos. Así son los municipios que forman parte de Caminos de Pasión, una ruta cultural que aúna 10 enclaves del centro geográfico de Andalucía con una Semana Santa declarada de Interés Turístico Nacional. Sin embargo, más allá de este particular hecho, estos lugares, custodiados por viñedos y olivares, poseen un importante patrimonio y un sin fin de lugares pintorescos que bien merecen una visita en una escapada de fin de semana.

Los municipios que forman parte de esta propuesta son: Alcalá la Real, en Jaén; Baena, Cabra, Lucena, Priego de Córdoba y Puente Genil en Córdoba; y Carmona, Écija, Osuna y Utrera, en Sevilla.

Alcalá la Real

Enclavada en la cumbre de un escarpado cerro y coronada por la Fortaleza de la Mota, Alcalá la Real fue la última frontera del reino cristiano antes de la toma de Granada. Su estructura urbana, de origen árabe, está compuesta por decenas de calles empinadas, casas señoriales y monumentos centenarios, que muestran su esplendor del pasado. La Iglesia de Consolación, el Palacio del Abacial y el Convento de la Trinidad son un ejemplo de ello. Las mejores vistas son al anochecer desde el mirador del barrio de Las Cruces, cuando las luces revelan su autentica majestuosidad. 

Adrian Lorenzo

Baena

Baena es la típica estampa de un pueblo andaluz: repleto de casas blancas, apiladas en calles sinuosas y estrechas. Perfecta para ser visitada en una escapada de fin de semana, entre sus imprescindibles destacan el parque arqueológico de Torreparedones, ciudad ibera y romana primero y enclave militar después; el antiguo barrio árabe; el castillo de la ciudad o la Iglesia Santa María la Mayor.

viajar

Cabra

En pleno Parque Natural de las Sierras Subbéticas, se encuentra Cabra, una de las poblaciones más antiguas de la comarca, siendo los primeros vestigios de sus asentamientos de época paleolítica. Dejando de lado su monumental muralla y castillo de origen árabe, el barroco impregna las calles de la ciudad, dejando su impronta en casas señoriales y en iglesias como la Parroquia de los Remedios o la de Santo Domingo. En su gastronomía encontramos productos de la huerta que van desde espinacas con garbanzos hasta gazpachos o dulces de membrillo.

viajar

Lucena

Denominada como la Ciudad de las tres Culturas o Perla de Sefarad, Lucena ha sido cruce de caminos para las diferentes civilizaciones que poblaron la península Ibérica a lo largo de los siglos. La huellas del pasado se hacen patentes en enclaves como la Cueva del Ángel, considerada como uno de los yacimientos del Paleolítico más importantes de Europa, el Alfar Romano de los Tejares o la Basílica de Carocho.

viajar

Priego de Córdoba

Caminar por las calles de Priego de Córdoba es hacerlo por un sinfín de palacios e iglesias de estilo barroco, construidas durante el siglo XVIII por algunos de los arquitectos más ilustres de la época, como Francisco Hurtado Izquierdo. Enclavado en el corazón del Parque Natural de las Sierras Subbéticas y con más de 30 bienes catalogados como Patrimonio Histórico Andaluz, los viajeros que visiten este municipio podrán descubrir la Fuente del Rey, con tres estanques en los que vierten agua 139 caños; el Barrio de la Villa y la Iglesia de la Aurora, entre otras.

viajar

Puente Genil

Este municipio cuenta con interesantes obras arquitectónicas, sobre todo de carácter religioso; aunque quizás una de las más representativas, sea el puente que atraviesa el histórico río Genil. Los amantes de la arqueología podrán visitar los restos de una lujosa villa romana del siglo IV a.C (Fuente Álamo), construida sobre un balneario público. El conjunto alberga una rica colección de pavimentos musivarios, mosaicos que en algunos casos constituyen ejemplos únicos en toda Hispania.

viajar

 Carmona

La riqueza patrimonial de Carmona se ve reflejada en su arquitectura religiosa y civil, así como en los numerosos edificios de época romana, islámica, barroca y contemporánea. Entre ellos destacan el Alcázar del Rey Don Pedro, el Alcázar Puerta de Sevilla, un anfiteatro romano y una necrópolis.

viajar

Écija

Declarada Conjunto Histórico Artístico desde 1966 y conocida como la "ciudad de las torres" (11 en total), el legado romano de Écija es asombroso, sin embargo el enclave sevillano también destaca por tener gran variedad de iglesias y palacios. Uno de los imprescindibles es el Museo Histórico Municipal, que se encuentra ubicado en el Palacio de Benamejí y es un magnífico ejemplo de arquitectura barroca del siglo XVIII. El museo cuenta con nueve salas y en ellas se expone la Amazona herida, el mosaico de las Estaciones del Año, el mosaico del Don del vino o el del Triunfo de la plaza de Santiago, entre otros.

viajar

Osuna

Situada al este de la provincia de Sevilla, en torno a un cerro, el municipio de Osuna se podría dividir en dos partes: Una parte baja, repleta de casas blancas y calles empinadas; y una alta coronada por la Colegiata, la universidad Purísima Concepción y el convento de la Encarnación, donde las hermanas venden sus dulces caseros. 

viajar

Utrera

Enclavada entre la campiña Sevillana y las marismas del Guadalquivir, Utrera es considerada una de las cunas históricas del flamenco. Tras visitar algunos de los monumentos más destacados como su Castillo, la Parroquia de Santiago el Mayor, la Parroquia de Santa María de la Mesa o el taller de bordados de Inmaculada García-Rayo, los turistas podrán saborear los sabrosos Mostachones (dulces típicos).

viajar