7 planes secretos en Nueva York para esta Semana Santa

Nueva York es sin duda el centro del universo y un lugar imprescindible para el pasaporte de cualquier viajero.

VIAJAR
 | 
Foto: dszc / iStock

Si vas a pasar la Semana Santa en Nueva York, te contamos 7 planes secretos con los que diseñar un viaje redondo a la Gran Manzana. Somos conscientes de que será muy complicado volver a casa sin la sensación de haberse dejado mil cosas por ver, pero sin duda esto será una gran excusa para volver a visitar esta gran ciudad. Aquí te presentamos algunas ideas para una Semana Santa en Nueva York:

1. Burger Joint
Posiblemente la hamburguesería más original de la ciudad. Es un local de toda la vida sobre el que han construido un hotel de cinco estrellas. El dueño se negó a venderlo y los propietarios del hotel decidieron levantar el edificio sobre la hamburguesería. Para entrar, hay que atravesar el hall, meterse por un estrecho pasillo y seguir las indicaciones de neón. Al llegar, un espacio pequeñito, auténtico y lleno de fotos y firmas da la bienvenida. Dirección: Le Parker Meridien, 119 W 56th St, New York, NY 10019, USA

 

Una publicación compartida de burger joint (@burgerjointnyc) el

2. Jazz y ping-pong en el Fat Cat
En pleno Cristopher Square, corazón de los mejores bares de jazz neoyorquino se encuentra el Fat Cat, toda una institución. En las tripas del gato destacan los sofás donde relajarse y las mesas de ping-pong en las que disfrutar como niños mientras un grupo de jazz ameniza la velada. Dirección: 75 Christopher St, New York, NY 10014, USA

3. Marie's Crisis Cafe
Junto al Fat Cat, otro lugar emblemático para una noche perfecta. El piano de Marie's Crisis reúne todas las noches a un montón de fans de musicales, que se juntan alrededor del dueño del bar para cantar canciones de Broadway. Es realmente especial y encantador. Dirección: 59 Grove St, New York, NY 10014, USA

4. Top of the Rock
No es en sí mismo un lugar secreto, el Rockefeller Center se ve desde casi cualquier punto de la ciudad, pero la mayoría de los turistas lo pasan de largo para subir a lo alto del Empire State... un clásico error de novato. Desde el Rockefeller Center se ve precisamente el Empire State, por lo que las fotos son mucho más espectaculares. Además, se ve Central Park y la terraza es abierta, sin cristal que se interponga entre el horizonte, Manhattan y tú. Entradas: www.topoftherocknyc.com

BirgerNiss / iStock

5. El nuevo musical de Disney
Todo el mundo conoce el archifamoso El Rey León, pero hace dos años Disney estrenó su nuevo musical de Aladdín que se convirtió automáticamente en un hito. Incluso si no se habla inglés se disfrutará igual de las canciones y de una producción espectacular. En un momento determinado hay más de 30 bailarines en el escenario. Y, al igual que en el clásico de dibujos animados, el genio es maravilloso. Entradas: www.hellotickets.es

6. El mejor cheesecake de la ciudad
Aunque hay otros lugares que ganan en marketing, ninguno iguala a Eileen en sabor. En su diminuto establecimiento del Soho se puede comer el mejor cheescake de todo Manhattan. ¡Y eso es decir mucho para el postre favorito de los neoyorquinos! Dirección: 17 Cleveland Pl, New York, NY 10012, USA

7. El skyline desde New Jersey
Para tomar fotos del skyline distintas a las de todo el mundo que ha pisado la Gran Manzana, ese lugar es New Jersey. Mientras la foto tradicional se toma desde Brooklyn, los más sabidillos van al otro lado del río Hudson, en New Jersey (se llega rápidamente en transporte público). Las vistas son similares pero tienen un extra esencial: la Estatua de la Libertad. ¡Supera eso! Dirección: es.foursquare.com