Las 20 escapadas definitivas por Barcelona

Barcelona no es sólo la ciudad, sino la demarcación. Sus posibilidades culturales y naturales son casi infinitas pero ahora te proponemos las 20 definitivas, esas que tienes que hacer sí o sí.

VIAJAR
 | 
Foto: Diputación de Barcelona,

Las comarcas de Barcelona ofrecen arte, cultura, playas, naturaleza, gastronomía, fiestas… Mil y un alicientes para una escapada de fin de semana perfecta en pareja, con amigos o en familia. Con una compañía perfecta, estos 20 lugares que ahora os proponemos se convertirán en las vacaciones perfectas que tanto se desean fuera del bullicio de la ciudad y las prisas del día a día.

Bagà y el macizo del Pedraforca

Bagà es realidad una aldea del siglo XIII perfectamente conservada por donde pasa la Ruta de los Hombres Buenos, ruta que siguieron los cátaros huyendo desde el sur de Francia hasta Cataluña. Muy cerca de este municipio se ubica además el macizo del Pedraforca, símbolo de los Pirineos y perfecto para aquellos a los que les guste los deportes de montaña. Con una forma peculiar con dos picos, hay tres rutas de ascensión hasta los más alto.

Rupit, Tavertet y el Valle de Sau- Collsacabra

En la comarca de Osona, tanto Rupit como Taverte son sendos pueblos medievales de calles empedradas y casas rústicas en los que descansar y disfrutar de una entorno de bosques frondosos y aguas abundantes que ofrecen increíbles vistas de los alrededores. El Valle de Sau- Collsacabra, donde se ubican estos pueblos, está plagado de cuevas, cascadas y miradores que harán las delicias de los exploradores.

Rupit. | Josep Cano/Diputación de Barcelona

Granollers

El carácter comercial y cultural de Granollers, la más poblada de la comarca del Vallès Oriental, ha sido forjado a lo largo de los tiempos y tiene su máxima expresión en La Porxada, un edificio construido en el siglo XVI en estilo renacentista que servía para almacenar grano. Pero este edificio no es el único aliciente para viajar hasta Granollers. Rutas por su arquitectura medieval, modernista e incluso por los lugares bombardeados durante la Guerra Civil te muestran la historia de la ciudad y su entorno.

Cardona y la montaña de sal

Un castillo medieval del siglo IX preside la localidad de Cardona donde, además de una historia medieval muy arraigada cuenta con la montaña de la sal  de Cardona, un cerro salino explotado desde el Neolítico y que tras su cierre en 1990 se creó el Parque Cultural de la Montaña de Sal en 2003 que muestra la historia de la explotación del valle.

Vic

En la comarca de Osona, Vic es una ciudad situada entre el Mediterráneo y los Pirineos y una de las más antiguas de Cataluña. Sus grandes atractivos son un rico patrimonio cultural y su mercado de origen medieval.

Manresa y Món Sant Benet

En el corazón de Cataluña, Manresa es una ciudad donde destaca su legado medieval en el que la Catedral, o Seu, de estilo gótico llama la atención por encima de todo. Con una ruta medieval, otra barroca y otra modernista, esta ciudad cargada de historia es un destino único.

A 8 kilómetros de Manera, Sant Fruitós de Bages esconde un tesoro en forma de monasterio benedictino: Món Sant Benet. Este monasterio es uno de los conjuntos medievales mejor conservados en Cataluña que actualmente acoge un proyecto cultural, turístico y de ocio.

Món Sant Benet. | Marc Vila / Diputación de Barcelona

Montserrat

El monasterio  de Santa María de Monserrat está ubicado en la montaña homónima y es uno de los grandes imprescindibles de la comarca de Barcelona. No ya sólo por la espectacularidad del paisaje sino por la historia y la espiritualidad del lugar.

Monasterio de Sant Cugat

El monasterio de Sant Cugat es uno de los mayores exponentes del arte medieval en Cataluña. Construido entre los siglos IX y XIV es una antigua abadía benedictina de la que llama la atención el claustro, en estilo románico catalán en el siglo XII. Impresionante es la elaboración de sus capiteles, influenciados por la escuela italiana y llenos de detarlles.

Terrassa y el modernismo

Modernismo, iglesias románicas, turismo industrial y gran vida cultural es lo que ofrece a todos sus visitantes la que es la capital catalana del jazz. Cada año, desde 1982 Terrassa celebra su Festival de Jazz en el que se dan cita grandes artistas del género en conciertos durante el mes de abril. Además se celebran exposiciones, un ciclo de cine, un concurso fotográfico y actividades de baile.

Circuito de Barcelona-Cataluña

Conocido por muchos como Circuito de Montmeló, este autódromo es cita obligada de los premios mundiales de automovilismo y motociclismo por lo que los amantes de la adrenalina sobre ruedas tiene en él un lugar imprescindible.

La Roca Village

Son muchos los que tienen en las compras su ocio favoritos. Para los que no lo pueden -ni quieren- evitar una jornada de shopping, La Roca Village es un paraíso a solo 40 minutos de Barcelona, con más de 100 tiendas de grandes marcas y precios reducidos.

Sitges

Sol, playa, diversión, cultura, arte, gastronomía... ¿Qué más se puede pedir a un destino de vacaciones? Esto es lo que ofrece Sitges, un antiguo pueblo de pescadores que, con casi 300 de sol al año, tiene 17 playas que son un escondrijo perfecto a media hora de la Ciudad Condal.

Sitges. | Josep Cano / Diputación de Barcelona

Cripta Gaudí de la Colonia Güell

En Santa Coloma de Cervelló esta joya arquitectónica es una de las obras emblemáticas de Antonio Gaudí. La Cripta Gaudí de la Colonia Güell, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2005, fue construida entre 1898 y 1914 en una singular colonia industrial del siglo XIX. Esta iglesia destaca por sentar las bases de la construcción de la Sagrada Familia.

Colonias industriales del Llobregat

Las colonias industriales se implantaron en Cataluña a finales del siglo XIX especialmente en la cuenca de los ríos Ter y Llobregat donde llegaron a alcanzar la friolera de 72 colonias. En el Llobregat , las colonias textiles del Baix Berguedà datan de segunda mitad del siglo XIX. Estas colonias son únicas y conforman un conjunto patrimonial de gran valor. Lo que les hace únicas son los dos espacios bien diferenciados en los que se dividía: uno industrial en el que se ubicaba la fábrical,la esclusa, el canal y la turbina; y uno residencial donde vivían los trabajadores con viviendas y otros equipamientos como tiendas, escuelas, la iglesia e, incluso, teatros, cafés o zonas deportivas. En total son 15 colonias que no tienen desperdicio. 

Enoturismo Barcelona

Bodegas, hoteles especializados en el enoturismo y rutas son algunas de las posibilidades con las que cuentan aquellos que quieran descubrir las cinco denominaciones de origen de la comarca de Barcelona. Penedès, Alella, Pla de Bages, Catalunya y Cava se pueden disfrutar a través de catas y maridajes en establecimientos especializados.

Castells

Por toda la comarca de Barcelona, las fiestas populares no son lo mismo sin la actuación de los Castells. Estas increíbles torres humanas llegan hasta los diez pisos de altura y son un verdadero espectáculo. Con una historia de más de 200 años, los castells fueron declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2010.

Parques Naturales

La Red de Parques Naturales de la Diputación de Barcelona se extiende a 12 parques que representan casi una cuarta parte del territorio de la comarca y don del valor paisajístico, ecológico y cultural es alto. Estos parque se pueden visitar a través de itinerarios señalizados o rutas guiadas. Además cuentan con museos y exposiciones temporales que enseñan al visitantes un poco más de la historia de cada uno de estos parques.

Parque del Garraf. | Iñaki Relanzón / Diputación de Barcelona

Playas de la Costa Barcelona

Con más de 100 kilómetros de playas, Costa Barcelona cuenta con playas de gran calidad que nada tienen que envidiarla a las archiconocidas de la Costa Brava y la Costa Daurada. Con todo tipo de servicios y actividades, la principal ventaja su buena comunicación con la ciudad y la cercanía con los centros urbanos.

Fiestas y festivales

Viajar a la comarca de Barcelona es no aburrirse nunca. Cuenta con grande fiestas como la Patum de Berga que se celebra durante el Corpus Christi y fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco o la tradición navideña de la Fia Faia de Bagà y de Sant Julià de Cerdanyola, declarada de Interés Nacional. Pero tampoco hay que perderse otras como las verbenas de Sant Joan, los carnavales o festivales de música como el Festival de Jazz de Terrassa o el Festival Embassa’t de Sabadell.

Golf

Cada vez son más los aficionados al golf que aprovechan su tiempo libre para conocer diferentes campos en los que practicar el swing. La comarca de Barcelona cuenta con 10 campos de golf de prestigio internacional en medio de la naturaleza entre el mar y la montaña. Sant Andreu de Llavaneres, Sant Vicenç de Montalt y Sitges son tres campos perfecto para disfrutar de este deporte los 365 días del año.

Más información en:

Síguenos en: