Aragón en invierno - Revista Viajar.es

ZARAGOZA

Una ciudad monumental en permanente cambio

Con sus más de 700.000 habitantes, la capital aragonesa ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y convertirse en una ciudad de referencia turística.

Una ciudad monumental en permanente cambio

Zaragoza es una de las ciudades españolas que más se ha transformado en los últimos años. La Expo ha contribuido a ello, pues ha transformado la capital aragonesa hasta hacer olvidar el tradicional tópico de ciudad de paso y lugar de devoción mariana. La Basílica del Pilar y su entorno siguen siendo un lugar de inexcusable visita, pero el viajero tiene ante sí un intenso y fascinante recorrido por una ciudad bimilenaria que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y convertirse en un lugar de referencia turística.

Cuando se llega a Zaragoza durante los meses de invierno es necesario estar precavido ante la amenaza del cierzo. Es el viento de la ciudad, el que forja el carácter de sus gentes y molesta al paseante. Pero ese aire violento del noroeste no impide que las calles de la ciudad se encuentren siempre atestadas de caminantes que aprovechan para tomar una tapa o andar por algún tramo de las restauradas riberas de sus cuatro ríos: el Gállego, el Huerva, el Canal Imperial y, cómo no, el Ebro.

Albarracín (Teruel)
La plaza del Pilar, con sus dos catedrales (la Basílica de la Virgen y la Seo del Salvador, así como la Lonja renacentista), es un buen punto de partida para recorrer un casco histórico en el que a cada dos pasos se encuentra un vestigio romano (teatro, termas, foro o murallas, todas ellas con visitas guiadas), pero también musulmán y empinadas y alegres torres mudéjares como la de La Magdalena o San Pablo.

En la misma plaza está la oficina de turismo, en la que se puede conseguir abundante información de los lugares que uno no debe dejar de visitar durante su estancia en la ciudad. Todo el centro está jalonado de imponentes palacios renacentistas aragoneses, como el de Los Morlanes o Argillo. Un poco más alejado del auténtico salón de la ciudad está el Palacio de la Aljafería, actual sede de las Cortes de Aragón y el edificio musulmán más septentrional del mundo. Sus dimensiones monumentales no defraudan, y el servicio de guía es excelente.

Paralelo a estos monumentos circula el Ebro. Sus casi diez kilómetros de tramo urbano pueden recorrerse a pie por unas orillas remodeladas de forma espectacular, por aire a través de unas telecabinas que conectan con la Torre del Agua de la Expo o por el propio lecho del río, gracias a los barcos Ebrobús, que tienen una buena frecuencia de recorrido. Los barcos atracan en el recinto de la Expo, que actualmente está en plena transformación, pero en el que se puede visitar un acuario fluvial único en Europa y contemplar tres puentes emblemáticos de la arquitectura contemporánea: el del Tercer Milenio, obra de Juan José Arenas; la Pasarela, de Javier Manterola, y el Pabellón-Puente, de la iraquí Zaha Hadid.

Albarracín (Teruel)
Mientras se sigue trabajando en crear el Espacio Goya, la oferta museística de la ciudad es también más que aceptable. El Museo de Zaragoza, en la plaza de Los Sitios, ofrece una buena colección pictórica, goyas incluidos, de genuinos autores locales de los siglos XIX y XX. Pero también un fecundo recorrido por todas las etapas históricas de la ciudad a través de restos arqueológicos. Otros dos museos imprescindibles están dedicados a dos escultores aragoneses reconocidos universalmente: Pablo Gargallo y Pablo Serrano. Recientemente reformados, tienen una colección permanente de estos artistas y salas temporales en las que se expone el mejor arte de vanguardia.

Zaragoza tiene aproximadamente 700.000 habitantes, pero su entorno urbano está circundado también por espacios naturales de alto valor ecológico, como los galachos (término aragonés para denominar antiguos meandros del río cegados tras una riada) de Juslibol y la Alfranca. Y también zonas esteparias, que en invierno son de sobrecogedora belleza. Uno de los puntos fuertes de la ciudad es su amplia oferta de ocio y, sobre todo, de restauración, mejorada gracias a las aportaciones de jóvenes cocineros. También ha incrementado su capacidad hotelera, con establecimientos cómodos y con un lujo a precios –salvo en contadas ocasiones– relativamente moderados.

Noticias relacionadas

Donde dormir

Meliá Corona de Aragón *****
César Augusto, 13
Tlf 976 430 100
www.melia-zaragoza.com

Boston *****
Camino de las Torres, 28
Tlf 976 599 192
www.hotelboston.es

Palafox *****
Calle Marqués de Casa Jiménez, s/n
Tlf 976 237 700
www.palafoxhoteles.com

Hiberus *****
Paseo de los Puentes, 2
Tlf 976 542 008
www.palafoxhoteles.com

NH Gran Hotel Zaragoza *****
Joaquín Costa, 5
Tlf 976 221 901
www.nh-hoteles.es

Silken Centro Zaragoza ****
Coso, 86, Zaragoza
Tlf 976 703 300
www.hoteles-silken.com

Hotel París Centro ***
San Pablo, 19
Tlf 976 456 325
www.hotelpariscentro.es

HESPERIA ***
Conde de Aranda, 48
www.hoteles-hesperia.es

CAMPING Ciudad de Zaragoza
San Juan Bautista de la Salle, s/n
Tlf 976 241 495
www.campingzaragoza.com

Donde comer

El Fuelle
Mayor, 59
Tlf 976 398 033.
www.el-fuelle.com

Aragonia Paradis
Calle Marqués de Casa Jiménez, s/n
Tlf 976 794 243

Gayarre
Ctra. Aeropuerto, nº 370
Tlf 659 499 232
www.restaurantegayarre.com

La Mar
Plaza Aragón, 12.
Tlf 976 212 264.
www.restaurantelamar.com

Entrebastidores
Edificio Trovador, bajos. Plaza Antonio Beltrán, 1 Tlf 976 093 789

Casa Montal
Torrenueva, 29
Tlf 976 298 998
www.montal.es

Las Lanzas
Avenida César Augusto, 13
Tlf 976 285 522

Grupo Zeta
Prensa
Prensa deportiva
Revistas
Otras webs